Como muchos ya sabréis, los tepes son planchas o tiras enrolladas de césped que se extraen de fincas sembradas de césped con unas máquinas especiales, lo cual nos permite disponer de césped de una manera muy sencilla y rápida.

Aunque se pueden plantar todo el año, es mejor en primavera o principios de otoño, evitando así los días de más calor del verano y los meses fríos del invierno.

Procedemos a preparar el terreno de los distintos jardines nivelando el suelo para luego disponer los tepes y asentarlos. Tras ello, hay que esperar unos días para que se arraiguen.

El resultado: un jardín con aspecto impresionante en muy poco tiempo.